Gambas Mariscos Ángel González

Salud y marisco: ¿qué es el el ácido úrico y qué problemas puede traer?

El ácido úrico es una sustancia química que el cuerpo desarrolla para descomponer las purinas, que encontramos en varios alimentos y bebidas, como por ejemplo las carnes, el hígado, las judías, la cerveza o los mariscos. En general, la mayoría del ácido úrico se disuelve y se elimina del cuerpo a través de la orina, aunque si hay algún tipo de anomalía, la persona puede llegar a desarrollar problemas de gota. La gota se produce cuando las células de nuestro cuerpo mueren y las purinas que no se han evacuado, se depositan en las articulaciones del cuerpo en forma de cristales, hinchándose mucho el dedo gordo del pie.

Históricamente, a esta enfermedad se la ha conocido como la enfermedad de los reyes, ya que en la antigüedad, los reyes y señores desarrollaban este problema debido a su dieta demasiado alta en proteínas y poco variada. De esta manera, es un error pensar que el marisco el único desencadenante de este problema. Para prevenir un aumento del ácido úrico y la gota, es necesario seguir una dieta equilibrada intentando no abusar de las proteínas ni tampoco del alcohol.

Además, también será muy tanto para evitar el problema como para mejorarlo si lo tenemos ya, aumentar el consumo de frutas y verduras, así como recortar la cantidad de grasas que se consumen, ya que esta sustancia en exceso dificulta la excreción del ácido úrico por la orina, y planificar con antelación el menú de la semana para evitar los desequilibrios.

LOS MARISCOS Y EL ÁCIDO ÚRICO 

Dejar de comer carnes y mariscos no evita los problemas de ácido úrico y gota. De hecho, sólo el 10 o el 15% del problema es a causa de la alimentación, ya que puede agravarse tanto por el estrés como por otra serie de factores genéticos o enfermedades relacionadas. El único problema que hay con el marisco es por su abuso, al igual que con todos los alimentos. Es cierto que un abuso significativo del consumo de marisco, carnes rojas o cervezas ayuda mucho a desarrollar problemas con el ácido úrico.

De todas maneras, siempre que tengamos un dieta equilibrada y una vida medianamente ordenada, conseguiremos evitarlo. Si los factores genéticos pueden potenciar esta dolencia, no dudes en consultar a tu médico para que te de la solución que mejor puede ayudarte en tu caso.

Imagen: Nieri Da Silva | Flickr

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>