Croquetas de gambas Mariscos Ángel González

Receta para toda la familia: Croquetas de Gambas

El marisco es un alimento que gusta a todos en la familia tanto cocido como a la placha, aunque es cierto que también se trata de una excelente materia prima para hacer deliciosos platos. Hoy os vamos a dejar una estupenda receta de croquetas de gambas, que te encantarán porque son a la vez muy suaves y nutritivas: ¿te apuntas?

INGREDIENTES 

250 gramos de gambas

3 cucharadas de aceite de oliva suave

2 cucharadas de harina

Medio litro de leche

Harina, huevos y pan rallado para rebozar las croquetas

Aceite de oliva virgen suave para freír las croquetas

Sal

Un diente de ajo

Un poco de perejil picado para decorar

MODO DE ELABORACIÓN 

Hacer croquetas es relativamente fácil si sabemos cómo darle el buen punto y sabor a la bechamel. Por eso, os vamos a dar un truco que hará que vuestras croquetas de gambas sean sabrosísimas. Así, ponemos en una sartén las tres cucharadas de aceite de oliva suave y lo calentamos. Luego, añadiremos las cabezas y las colas de las gambas para dar sabor al aceite. Una vez que se hayan empezado a dorar (sin qumarse) y veamos que todo el jugo ha salido ya, vamos a retirar muy bien todos los restos de las gambas. Este paso es muy importante y no debemos dejar nada, ya que el aceite lo vamos a usar para hacer la bechamel y sería desagradable encontrar una escama dentro de una croqueta.

Una vez hecho eso, vamos a añadir el diente de ajo muy picado o machacado y  luego las gambas troceadas al gusto. Dejaremos en el aceite durante unos dos o tres minutos (hasta que se hagan, dependiendo del tamaño de los trozos) y retiramos a un plato escurriendo bien el aceite mientras hacemos la bechamel.

Para hacer la bechamel, vamos a añadir las dos cucharadas de harina al aceite. Dejamos que se dore la harina durante unos 15 segundos, removiendo todo el tiempo. Luego, comenzaremos a añadir un poco de leche, en un hilo fino y seguiremos removiendo con una cuchara de madera o unaas varillas de plástico para hacer la bechamel sin que quede ningún grumo. Vamos añadiendo toda la leche poco a poco hasta que quede una bechamel fina y sin grumos y añadimos sal al gusto hasta que quede al punto justo.

Una vez que la tengamos, añadimos los trozos de gamba sofritos y mezclamos bien. Vertemos la mezcla en un recipiente alargado, por ejemplo una fuente. Tapamos bien con un papel film o de plástico hasta que se enfríe completamente (unas horas) para comenzar a hacer las croquetas.

LIAR LAS CROQUETAS DE GAMBAS Y FREÍRLAS

Para darles forma, con dos cucharas o con las manos haremos bolitas o palitos (como más nos guste) y las rebozaremos de la siguiente manera: primero las pasamos por harina, luego por huevo batido y luego por pan rallado. Si nos gusta el toque del perejil, podemos añadir ahora un poco al pan rallado, para que se integren y quede más sabroso.

Luego, freímos las croquetas en aceite de oliva suave, con cuidado de que no esté demasiado caliente para que no se quemen… ¡Y listas para comer! ¿No te apetece probarlas ya? ¡Están buenísimas!

 

 

Alexa Clark | Flickr

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>