Comer Mariscos Ángel González

Los cinco fallos que cometes al comer marisco

Seguro que más allá de gambas o langostinos, alguna vez has ido a comer algún tipo de marisco y te hayas dicho a tí mismo… ¡no sé cómo hacerlo! Muchas veces, prima el sentido común y al final, luchando, conseguimos nuestro objetivo. Pero otras veces, hacemos lo que podemos y tardamos mucho, además de desperdiciar producto. ¿Quieres quedar siempre bien en todas los eventos especiales y no desesperar comiendo marisco en casa? ¡No te preocupes! Te damos algunas pautas para que todo sea mucho más fácil.

FALLO 1: INTENTAR USAR EL CUCHILLO Y EL TENEDOR 

Protocolariamente, el marisco se come con las manos. ¡Si así ya es complicado, imagina con cuchillo y tenedor! Existen algunas herramientas que te ayudan con los más difíciles, como por ejemplo unas pinzas para romper las cáscaras y caparazones más duros, y los tenedores especiales para marisco. Los especiales para tenedores para marisco son unos utensilios muy finos y alargados, que tienen un par de dientes muy cortos en su extremo. Lo bueno es que acaban en punta, de manera que gracias a ellos es más fácil extraer la carne de dentro de los crustáceos. Hay algunos que incluso traen una especie de cuchara en el otro extremo, también para ayudarnos a la hora de comer marisco.

FALLO 2: MODER LAS CÁSCARAS DE LOS MARISCOS

¿Has visto alguna vez cómo en las películas americanas comen grandes mariscos y usan cascanueces para partirlo? ¡Pues no lo olvides! Como hemos comentado anteriormente, el marisco se toma con las manos. Pero es muy importante que en el caso de las cigalas, las bocas y patas, o los bogavantes y langostas facilitemos su ingesta. Por eso, si no tenemos pinzas para todos los comensales, lo mejor es partir previamente todas las bocas de manera que las personas que van a comer se encuentren esa dificultad solventada.

FALLO 3: NO PRESENTAR CORRECTAMENTE

Por otro lado, la presentación también es muy importante. Ocuparnos de que el marisco esté ordenado y quede bien sobre la bandeja y en la mesa hará que sea mucho más apetecible y que a tus invitados les apetezca el plato antes de probarlo. ¿Quieres algunos consejos para presentar adecuadamente mariscadas y bandejas con marisco? Consulta nuestro post sobre el tema. Además, cuanto todo está bien presentado, todo el mundo tendrá el mismo acceso, de otra manera, los platos serán un caos. ¡Y se tarda muy poquito!

FALLO 4: NO PONER TOALLITAS DE LIMÓN 

No te preocupes, disfruta de tu marisco. Cuando acabes, pon en la mesa un cuenquito con agua con limón para que tus invitados puedan limpiarse las manos, aunque ahora existen unas toallitas de limón perfectas para limpiarse las manos y quitar todo el olor que pueda quedar. Es muy importante este punto, ya que al comer el marisco con las manos y no poder limpiarse bien para el resto de la comida, alguno de los comensales podría sentirse algo incómodo.

FALLO 5: NO MARIDAR CON EL VINO ADECUADO 

¿Vas a poner marisco en casa y no tienes más que un vino tinto barato? ¡No por favor! Cuando vamos a servir vino con nuestro marisco, hay que ser cuidadoso en todos los detalles, para conseguir la mejor experiencia gastronómica posible. Por eso, hay que ser muy cuidadoso con el vino. Por ejemplo, los vinos blancos albariños o los vinos finos de Jerez y manzanillas de Sanlúcar son unos excelentes acompañantes para todo tipo de mariscos. También los vinos espumosos y rosados, pueden llegar a ser una buena opción. ¿Quieres saber qué marida exactamente con cada marisco para dar en el clavo? Te lo dejamos en nuestro post, para que sepas elegir bien qué vino es el que más te conviene.

Comer marisco dentro o fuera de casa y verse bien no es nada complicado. Sólo tenemos que saber qué tenemos que hacer y cuáles son las cosas que necesitamos para no tener ningún problema. Además, con un poco de paciencia, conseguiremos tomar todo aquello que queramos sin encontrar mucha dificultad: ¿qué te parecen los consejos? ¡Seguro que eras de los que cometía algún fallo! ¡Esperamos haberte ayudado!

Imagen: Caio R. N. Pereira | Flickr

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>