Mariscos Ángel González

Consejos para comprar y conservar el marisco en casa

El marisco es un alimento perecedero con el que hay que tener mucho cuidado. Siempre debemos comprarlo en sitios en los que nos garanticen la calidad y la conservación de los mismos, de manera que evitemos cualquier tipo de sorpresa. En Mariscos Ángel González garantizamos todos nuestros productos tanto en elaboración como conservación de los mismos, ya que sólo trabajamos bajo los máximos estándares de calidad. Por eso, hoy vamos a daros unos estupendos consejos para saber cómo comprar el marisco y conservarlo en casa, para conservar el sabor y la frescura.

COMPRAR MARISCO

1) C omprar marisco puede resultar un poco difícil si no sabemos nada. Por eso, siempre debemos contar con la ayuda de un experto de confianza que nos asesore en el tema. En general, cuando se compran frescos, el mejor indicativo es el olor a mar. Si son cocidos o congelados, debemos tener en cuenta otro tipo de cosas, como por ejemplo el color y la textura del marisco. Por ejemplo, las gambas, langostinos o quisquillas debe tener un aspecto firme y brillante, así como robusto. Si las escamas están blandas o se desprenden del cuerpo, mal asunto.

2) ¡No pierdas la cabeza! La cabeza de los mariscos suele ser otro indicativo importante en el que debemos fijarnos a la hora de comprar. Éstas deben conservar su color y no estar ennegrecidas en la unión entre la cabeza y el cuerpo. Además, también deben estar bien sujetas entre sí y no desprenderse. Este consejo es muy importante para conseguir los mejores mariscos.

3) Conchas. En los mariscos con concha hay que buscar aquellos que estén bien cerrados y deshechar los que no se cierran al tocarlos: tanto mejillones como chirlas o almejas deben estar vivos para cocinarse. Si no se cierra en contacto con las manos, es que están muertos. En el caso de que los compremos cocinados o cocidos, habrá que deshechar aquellos que se han quedado completamente cerrados y debemos consumir sólo los que se han abierto completamente.

4) ¿Están en mal estado? Si el marisco desprende un fuerte olor, entonces lo más seguro es que esté en mal estado. Lo mejor es tirarlo a la basura para evitar cualquier problema.

CONSERVARLO EN CASA

A no ser que lo vayamos a comer inmediatamente, lo mejor es guardar el marisco tanto crudo como cocido en la nevera, de manera que podamos estar seguros de que no se estropea. Además, como truquito, es muy recomendable taparlos con un trapo mojado por encima para que no se sequen con el aire frío de la nevera o dentro de un recipiente. De todas maneras, lo mejor es tomar el marisco cuanto antes y no dejarlo mucho tiempo. Lo óptimo es consumirlo en un máximo de tres días (no importa si está cocido o no).

Normalmente, podemos adquirir el marisco ya ultracongelado, sin necesidad de hacerlo en casa. Contar con la experiencia de profesionales del sector suele ser lo más inteligente. Si aún así quieres congerlar el marisco en casa, recuerda que hay algunos mariscos que no son óptimos para congelar en casa, como por ejemplo los percebes. Ten cuidado con ellos, ya que pueden estropearse.

Para descongelar el marisco en casa, lo mejor sin ninguda duda es empezar a hacerlo 24 o 36 horas antes de consumirlo. Lo trasladaremos del congelador hasta el frigrorífico, dejando que se descongele con el frío de la nevera. De esta manera conseguiremos conservar mejor tanto el sabor como la textura.

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>